El día que no existe

 

Al comienzo nadie sabía que había un día que desaparecía, pero bastó con que uno se diera cuenta para que la noticia se empezara a esparcir con rapidez.

Los que se enteraron, empezaron a planear qué harían cuando llegara ese día y esperaron impacientes que pasara el año para hacer algo perfecto en un día que no existe.

Cuando por fin llegó, casi todos corrieron a robar bancos pensando que como ese día no existía no podrían ser juzgados, y tenían razón. Pero como ese día no existía, tampoco quedaría rastro de lo robado.

Al siguiente año, algunos volvieron a robar bancos pensando que, si se quedaban despiertos toda la noche, abrazados al dinero, sería diferente. Pero no, era igual, desaparecía todo.

Otros eligieron llenar la heladera con todo lo que podían sacar de los supermercados, pero al día siguiente las heladeras volvían a estar vacías como siempre. Los vigilantes de los supermercados se dieron cuenta que no había necesidad de cuidar nada ese día que no existe y empezaron a planear lo que harían el próximo año. Igual la policía, los salvavidas, el ejército, las aeromozas, los maestros, los médicos, las enfermeras y todos los que deben protegernos.

Aunque no lo crean, había mucha gente que, aunque no pudiera quedarse con lo obtenido, elegía siempre pasar ese día cubierto de cosas costosas: abrigos de piel, anillos de diamantes gigantes, la mejor ropa. Una vez unas señoras consiguieron robar un jet y se organizaron de tal manera que en un solo día podrían ir a varias ciudades. Se subieron a elefantes, a pirámides, a la torre Eiffel. Solo lo hicieron una vez porque se dieron cuenta que las fotos que tomaban desaparecían y si no podían ponerlas en su Facebook, no tenía ningún sentido tanto trajín.

También hubo gente que eligió ese día para hacer algo importante por el país. Era gente que toda la vida quiso hacer algo por los demás, pero como no tenían tiempo, no podían hacer nada. Esta era su oportunidad. Unos alimentaron indigentes, otros salvaron miles de perritos abandonados y un periodista por fin mostró las pruebas que incriminaban al alcalde que robaba. El problema es que al día siguiente los indigentes seguían con hambre, los perritos seguían sin dueño y el alcalde seguía haciendo puentes.

Muchos encontraron en el día que no existe, la oportunidad perfecta para vivir sus fantasías más ocultas. Muchas empleadas envenenaban a sus empleadoras, muchas empleadoras envenenaban a sus maridos. Muchos maridos aprovechaban el día para salir con una metralleta a la calle y matar a media ciudad disfrazados de Chuck Norris, las mujeres más hermosas se llenaban de dulces y harinas, parecían animales devorando tortas de chocolate, revolcándose entre panetones, arroz con papas fritas y panqueques con leche condensada.

Y así, año tras año, cada uno decidía que hacer según sus intereses.

Solo los niños chiquitos no se enteraban, no entendían cómo era posible que un día no existiera y que ese día podías hacer lo que quisieras. Ellos siempre hacían lo que querían.

19 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Rosa murphy dice:

    Excelente… Muy buena historia. Hay mucho que reflexionar. Gracias por siempre regalarnos granitos de vida.

    Me gusta

  2. Qué lindo escribes Wendy 🙂 mucho para reflexionar, un día que todos quisieran que existiera, un día ideal.
    Es la primera vez que leo tu blog y me encantó 🙂 Buen día o:)

    Me gusta

  3. Milagro Urquieta dice:

    Me encantó!!!!

    Me gusta

  4. Leydi Shiguay Pinares dice:

    Me gustó mucho leerte, casi siempre antes de acabar el día leo lo que escribes para irme con pensamientos positivos a descansar 🙂 gracias por compartir tu blog

    Me gusta

  5. Cinthia guivar romero dice:

    Me encanto ❤️

    Me gusta

  6. Giu lee dice:

    Muy lindo, el día que no existe lo creamos y va estar tan lejos como lo esperemos. Gracias, a veces pensamos mucho para accionar y olvidamos la acción en sí.

    Me gusta

  7. Michael Hurtado dice:

    Ser más niños, sin miedo al qué dirán y por puro… me nace hacerlo
    Bello mensaje
    Gracias

    Me gusta

  8. lilian dice:

    Ese es el día: “el día que Yo pueda” o el día que Yo tenga o el día que … Mañana Nunca llega.

    Me gusta

  9. Gonzalo Ramos dice:

    muy lindo ❤

    Me gusta

  10. Anónimo dice:

    Muy lindo!!

    Me gusta

  11. Ursula dice:

    Alegrar mi corazón con buena compañía.

    Me gusta

  12. Jorge Alberto Córdova Rodríguez dice:

    Sí un día no existiera, y lo que se haga fuera inmaterial; pero recordara lo que hice lo cual demostraría que algo existe fuera del espacio y el tiempo, lo mejor creo es vivir un sueño.

    Me gusta

  13. Fio dice:

    El día que no existe… Yo lo disfrutaría con christian Grey jajaja que buena haciendo puentes:) esos políticos.

    Me gusta

  14. Cinthya dice:

    Gracias, intentaré no esperar un día que no existe, para recién decidirme a ser feliz y hacer lo que contenta a mi corazón.

    Me gusta

  15. Anónimo dice:

    interesante los niños siempre aran lo que mas les guste son libres mientras que los adultos no lo hacen por temor …

    Me gusta

  16. Anónimo dice:

    Algo así como “tu historia” de Instagram…. después de 24 horas, desaparece! 🙂

    Me gusta

  17. Bastante interesante y divertido , conmovedor con respecto a las personas que ayudaban a los pobres porque en este mundo son muy pocas las personas que piensan en ellos 🙂

    Me gusta

  18. <3! hermosa historia. Una vez se me ocurrió escribir sobre "El día en que desaparecían los políticos" jaja

    Me gusta

  19. Nasly Ramos dice:

    ¡Qué cuentito tan divertido!, tan fiel a la actualidad, me gustó la parte del alcalde que seguía haciendo puentes, las personas abrazadas al dinero, (hombres saliendo como Chuck Norris no tanto, ¿qué te hizo?) y las mujeres revolcándose entre los panetones, esta última me encantó ❤
    Supongo que la tarea es hacer que el día que no existe, exista 🙂
    Seguiré observando a los niños …

    Me gusta

¿quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s